lunes, 29 de junio de 2009


Anoche volví a encontrarte en mi sueño, llegaste como siempre... me dormí pensando en ti, recorriendo antes uno a uno mis deseos...

Y allí estabas nuevamente... lo sabía... te presentí a mis espaldas y de inmediato estabas acariciándome el rostro, el cuello... estabas otra vez aquí saboreando con tu lengua mis perfumes, susurrándome al oído quién sabe qué cosas porque me pierdo y sólo puedo sentir tu dulce piel... que me invita a andar y pasear sobre tu cuerpo...

Mis ojos desesperan por mirarte, pero temerosos de descubrir que sólo es otro sueño más, se desvían hacia el horizonte esperando, deseando que esto no acabe nunca.............