jueves, 6 de agosto de 2009

Otra noche sin dormir


Aroma a hierbas y vainilla.
Descorrí las cortinas.
La luna llena brilló sobre tu piel dormida.
Tus formas, tu respiración,
tu aliento susurrándome al oído.
Busqué tu amor entre las sábanas...
Contemplé tus gestos,
tu gozo en su esplendor,
sentí tu cuerpo vibrar y estallar,
tus manos aferradas al placer.
Bebí de ti, la pasión.
Y me quedé aguardando la dulzura...
Y me quedé aguardando la ternura...
Y me quedó el deseo.
Me desenredé de entre las sábanas
y me enredé en mis pensamientos...
Me levanté lentamente para no despertarte.
Deambulé por la casa y el jardín...
La luna y las estrellas aún paseaban a lo lejos.
Algo de beber, mi rincón preferido
y escribí.
"Otra noche sin dormir.....

5 comentarios:

Magah dijo...

Y si así son las noches para que dormir?
Si esos estados materializan las ansias de alas.
Hermoso!

Magah

Marcelo dijo...

Noches sin dormir= sueños despiertos
Un beso

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Las noches sin dormir tienen la particularidad de enamorarse del silencio, y mirarse bien adentro, lo cual implica saber que lugar ocupamos en la vida, tanto nuestra como del otro. Lindo poéma, invita a pensar, quién no ha pasado "otra noche sin dormir". Bello. Un cariño.

mirian dijo...

¿Cómo poder volver a dormir despues de haber tocodo el cielo?

una poesia encantadora.

un saludo desde:

http://www.otranochesindormir.netau.net

...mar azul de Málaga...por Jose dijo...

quiero esta foto....

me permites???