domingo, 20 de junio de 2010

Añil


el día me hizo…
de sol la piel
hálito de brisa
manos de espuma
de barro los pies
puso en mi savia tibieza
luz a mi fe



pero la noche llegó
agraciada y bella…
ah… la noche me hizo…
fulgor de luna en los ojos
un vientre de estrellas
de un añil profundo mis miradas pinceló
misterio concedió a mis labios
puso el silencio en mi voz.

me hizo hasta despuntar el alba
trazó en mí... concibió.

tuya permanezco… para ser
para que cada vez me hagas…
aguardo a la vera del ocaso
para tenderme en vos encantada,
dominada en tus brazos

11 comentarios:

Etarinyeth dijo...

Qué bella entrada!
Magistarl y dulce entrega con coinciencia...
Un beso.

Tony Amesty dijo...

Te sienta tan bien tanto la luz como la oscuridad, de ellas sacas lo mejor y lo mas romántico....me encanto tu entrada querida amiga...

Un abrazo

Mr Musik dijo...

La noche tan mágica y esplendorosa que despierta esos sentidos danzantes ocultos por la luz de febo, quizás el romanticismo y el amor lucen vampirezcos.

Un abrazo del alma

Edu dijo...

Que olor a amor tiene toda palabra que escribes, debes besar hasta con los poros.
Un Abrazo

salitre dijo...

Precioso mónica, que bonitoooo, como cambiamos del día a la noche, vivan los besosss

Nómada planetario dijo...

Contrapunto de sensaciones que culminan en una rendida entrega para sublimarse junto con la persona amada.
Besos en día de bochorno que solo pide molice al cuerpo.
Aunque esta noche tengo sarao hasta despuntar el alba.

TruHan dijo...

bendita entrega... bellas palabras

un beso

Edu dijo...

Se echan de menos mas versos aqui...

Edu dijo...

Siguen esos versos faltando aqui...

AZ dijo...

me encanta!!
hermosísimo poema Mónica

elisa...lichazul dijo...

toda una descripción mágica y etérea hecha poema
Felicitaciones Mónica

besitos de luz