martes, 21 de julio de 2009

Y cuál será el Remedio entonces?


Es enorme el poder de las palabras.
Abren surcos... Y es difícil no escucharte,
aunque lo intento.
Palabras que lastiman...
Y no existe marcha atrás, ni borrón y cuenta nueva.
Se instalan en el alma, echan raíces,
profundas raíces.
Trato de acallarlas, que no retumben en mi pecho,
que pasen y se alejen hasta desaparecer...
Pero no, tus filosas e incómodas palabras se obsesionaron conmigo.
Intento en vano acomodarlas, de la mejor manera posible...
se aprisionan en mí y explotan y se expanden
y buscan el camino al corazón... y lo hieren.
Pueden más que mi silencio o una sonrisa...
Qué contrariedad! Siempre he creído que era al revés.

1 comentario:

signals3_t5 dijo...

don't be afraid , i am there buddy...

Get More Details