viernes, 17 de julio de 2009

Vertiginoso abismo de dudas.
Estará del otro lado...? Extenderá su mano para salvarme...?
Mírame, te parezco eterna?
Tal vez creas en mí, tal vez conozcas mi alma... No dudo de tu fe.
Sabes bien que no soy así...
Que voy rumbo al horizonte dando pasos inciertos por caminos sinuosos.
Hay barrancos muy altos, peligrosos montes con animales salvajes y fieras ambrientas...
Tu crees que podría rescatarme?
Háblale de mí entonces, por favor te lo pido.
Dile que me amas, que me salve esta vez.
Que no me olvide porque necesito estar cerca y no quiero perderme.
Es que no hallaba el camino... intentaré no defraudarte.