jueves, 16 de julio de 2009

Extraño Sueño

Caíamos por una escalera muy sinuosa que no terminaba nunca...
Sosteniéndonos el uno al otro reíamos y reíamos sin poder detenernos.
Entrelazados como un ovillo fuimos rodando hasta llegar al suelo, entonces nos incorporamos de a poco... hasta que nuestros rostros se juntaron... rozamos las mejillas, las narices y muy lento, pero muy lento nos besamos...
...En algún momento iba a suceder, me dijiste... era inevitable.
Lo extraño es... que aún despierta, tengo la sensación de tu mano en mi cintura y el calor de tu cuerpo...